Ciudades en movimiento. Avances y contradicciones en las políticas municipalistas ante las transiciones ecosociales.

esdczxCIUDADES EN MOVIMIENTO analiza más de doscientas políticas municipalistas de siete ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Vitoria, Coruña), ofreciendo un balance riguroso de su impacto desde la óptica de las transiciones ecosociales.

Un trabajo que sistematiza las transformaciones que están sucediendo en las agendas políticas, los procedimientos, las alianzas, los conflictos, los relatos… mostrando los avances en cuestiones sociales y de participación ciudadana, así como las debilidades en temáticas ecológicas clave.

La publicación, prologada por Yayo Herrero, presenta un texto marco sobre la importancia de las ciudades en el contexto del Antropoceno, unas conclusiones derivadas del análisis de las ciudades en base a diez temas clave, una serie de tribunas y las fichas de las ciudades con la valoración de las más de doscientas políticas analizadas.

El libro puede encontrarse en papel en distintas librerias y descargarse de forma gratuita: AQUÍ

Karl Linn y los comunes vecinales

karllinnKarl Linn (1923-2005) fue paisajista, psicólogo, educador y activista comunitario, conocido por haber acuñado el concepto de “comunes vecinales” y por su incansable trabajo activista y profesional que le llevó a trabajar junto a comunidades vulnerables en la recuperación de espacios degradados en sus vecindarios.

 El interés de Linn por el huerto como espacio de aprendizaje, terapia, encuentro y creación de vínculos comunitarios tiene sus raíces en su infancia. Creció al norte de Berlín, a principios del siglo XX, en una granja llamada Immenhof (granja de abejas), levantada por su madre, Henriette Rosenthal, en el contexto del “movimiento por la reforma de la tierra”. Además de la actividad productiva (colmenas, huerta y frutales) Henriette estableció en este lugar un centro de formación de horticultores y desarrolló una de las primeras experiencias de terapia hortícola. Sigue leyendo

De cuartel militar a laboratorio de vida alternativa: el ecobarrio de Vauban

SANYO DIGITAL CAMERA

Resumen del artículo públicado en la Revista PAPELES Nº111

El origen del barrio se remonta al año 1937, en el que se construyen a las afueras de la ciudad unos barracones destinados a acoger a las fuerzas de la Wehrmacht de Adolf Hitler. Una vez acabada la segunda guerra mundial, esta zona militar fue confiscada por el ejército francés que asentó allí una base de la OTAN, a la que llamó Quartier Vauban. Tras el proceso de reunificación de Alemania, las tropas francesas se retiraron en 1992 y el cuartel quedó abandonado.

Al año siguiente algunas de las naves vacías de los cuarteles fueron okupadas por movimientos sociales juveniles para ser usadas como viviendas y para conformar un centro social donde desarrollar actividades alternativas. Esta situación llama la atención del Ayuntamiento sobre las naves, y tras una serie de conflictos, encuentros y desencuentros, se regulariza la situación de los okupas, y se reconoce su derecho a permanecer en cuatro de las 20 naves, siendo las otras 16 adquiridas por la municipalidad.

Estos grupos pioneros conforman la iniciativa autogestionaria SUSI (Selbstorganisierte Unabhangige Siedlungsinitiative), que se podría traducir como asentamiento independiente y autoorganizado. La iniciativa SUSI funciona como una cooperativa autogestionada de vivienda de alquiler, que además de los espacios privados dispone de zonas comunes como la cocina comunitaria, el taller de bicis, el de cerámica o el laboratorio de fotografía. Como anécdota cabe destacar que los antiguos calabozos se han reconvertido en biblioteca y espacio para seminarios y reuniones. La asamblea que regula el funcionamiento de SUSI también supervise la coordinación con las iniciativas sociales (cafetería, centro social, guardería, revista, locales de colectivos ecologistas o de documentalismo social…).

Sigue leyendo