Agricultura urbana, de la subcultura al marketing verde

La agricultura urbana fue relanzada desde los años 70 por colectivos contraculturales y ecologistas, simbolizadas en el gesto de cultivar en parcelas abandonadas o sembrar flores de forma clandestina en lugares inesperados. Una tarea que algunos autores como Mc Kay denominan horticontracultura, al utilizar el cultivo de plantas como una provocadora herramienta para transmitir valores y mensajes políticos. Las transgresiones de las normas consensuadas que se emplean para organizar y experimentar el mundo tienen una considerable capacidad de provocar e inquietar. Las subculturas expresan contenidos prohibidos (conciencia de clase, diferencia…) en formas prohibidas (transgresiones de las formas de conducta y etiqueta, infracción de la ley… . (Hebdige, 127). 12hougar1_602418s-e1315042480778 Sigue leyendo