Quinta de Torre Arias: lucha vecinal, plataformas de parados y jardineros que cultivan huertos

Adios-al-revuelo--la-Universidad-del-Opus-rechaza-instalarse-en-el-parque-Torre-Arias

Un inmenso palacete y una enorme zona verde perteneciente a la condesa de Torre Arias fue donada en 2013 al Ayuntamiento de Madrid tras la muerte de su dueña, quien puso la condición de que se abriera como parque. Meses antes de las elecciones el antiguo gobierno de la ciudad trataba de cedérsela a la Universidad de Navarra ligada al Opus Dei, para montar una instalación para cursos de verano.

Durante muchos meses la ciudadanía de San Blas-Canillejas y entidades en defensa del patrimonio de Madrid han venido movilizándose para exigir la apertura de la Quinta Torre Arias y su uso cien por cien público. El pasado mes de marzo el Tribunal Superior de Justicia de Madrid daba la razón a la Plataforma por el Uso Público de la Finca y tumbaba el Plan Especial redactado a  tales efectos.

Mediante una apertura simbólica el nuevo Ayuntamiento ha querido reconocer el tesón ciudadano que ha permitido conservar esta joya histórica y paisajista para el disfrute de todo el vecindario de Madrid. Una de las sorpresas que han aparecido al abrir el espacio es que el colectivo de jardineros encaragados del mantenimiento de la finca durante este tiempo habían montado un huerto ecológico de 300 metros cuadrados.

11059422_382125815323897_6447153070604121047_n

Esta iniciativa de huerto  urbano ha encontrado la complicidad de la Plataforma que venía demandando la apertura del espacio, un encuentro entre el vecindario y un equipo de jardineros sensibilizados con desarrollar otra cultura del verde urbano. Las zonas verdes pueden ser mucho más que paisajes reconfortables, pulmones que producen oxígeno y combaten la polución, o zonas de esparcimiento con sombra, tranquilidad y plantas. La multifuncionalidad de las zonas verdes debe de incorporar la producción de alimentos, y a estos profesionales que tienen buena mano con la tierra estos metros cultivados de huerto les están resultando ser muy productivos.

El encuentro entre barrio y huerto ha provocado una simbiosis por la que las verduras que se producen son recogidas semanalmente por la Plataforma de Parados del barrio, alimentando de forma solidaria a algunas de las familias más golpeadas por la crisis. Da mucha alegría ver como los huertos no solo dan de comer, sino que principalmente alimentan nuevas relaciones sociales y ayudan a construir barrio.

11885311_388246528045159_3611034446327270963_n

11781633_383628718506940_1385742520126044889_n

Y lo que es mejor a raíz de esta azarosa confluencia la Plataforma de Parados ha empezado a planterase las modalidades de gestión pensadas para la finca, viendo como se podrían desarrollar iniciativas ligadas a la producción de alimentos  y a la economía solidaria, de forma que generaran empleo local.

Una experiencia más a la que seguir la pista a la vuelta del verano para ver como se va desarrollando…

10393725_480565252110584_5900299264467163205_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s